Fobia a la Responsabilidad

Publicado por Gabriel Velasco Ocampo en

Fobia a la logo gabriel velasco

Responsabilidad

02 NOVIEMBRE, 2020 POR GABRIEL VELASCO OCAMPO

Hace ya un año, la alcaldesa Claudia López fue elegida por los bogotanos para que tomara las riendas de la ciudad, en lo que se convirtió en un importante triunfo político para su partido. Lleva ya diez meses actuando como máxima autoridad de nuestra capital, en donde se ha caracterizado por un rosario de contradicciones y en particular, por esa pasmosa facilidad que tiene para eludir la responsabilidad inherente a su cargo.

Con la llegada de la mandataria al poder, la administración pasó de ser “impopular pero eficiente” a ser “popular pero irresponsable”. Desde el manejo del COVID, pasando por la formulación de políticas de reactivación económica, el trato con las marchas y los desmanes, y como no, los temas de seguridad, han sido siempre eludidos por parte de la alcaldesa en campaña, quizá más por su propio ego y afán populista, que por su genuina incompetencia para liderar la ciudad.

Y es que eso es lo más triste de todo: son muchas cosas las que me separan de Claudia López y de su estilo, y día a día encuentro menos puntos en común entre lo que ella hace y dice con mi visión de país y de la política, pero jamás pensé que fuera a ser un desastre de la magnitud que estamos viviendo.

Los triunfos de la Alcaldía, según Claudia, son todos suyos, y los errores, son todos de terceros. Así no se puede liderar. Los malos tratos a sus colaboradores y a su círculo más cercano, los constantes ataques a Palacio en vez de asumir su rol como la mandataria local más importante del país, y la reciente reducción del problema de seguridad de la ciudad a un problema migratorio, son solo algunos de los tantos ejemplos de soberbia e imprudencia, que minan la confianza en su liderazgo para conducir la reactivación económica y social de la capital de los colombianos.

Los comentarios de esta semana frente a los venezolanos en un país como el nuestro es meterle carbón a la hoguera. Ese tufillo xenófobo es lo último que necesitamos en un momento como el de ahora. ¡Ah! Que hay venezolanos en bandas… Si. Pero también hay colombianos, y son mayoría. La seguridad hay que generarla pero con acciones directas, con estrategia y liderazgo, con políticas basada en la evidencia, asumiendo los fallos y aciertos con humildad, no con cálculos oportunistas. La seguridad hay que gerenciarla, sin mirar pasaporte o acento, pues es el principal pilar de la democracia y ahí no cabe una insinuación de discriminación que en nada contribuye a la derrota de la criminalidad y la violencia.

Debemos Pararle Bolas a la gestión de Claudia López. Ya Halloween pasó y debe decidir si quedarse con el disfraz de candidata eterna o si verdaderamente pasará a actuar como Alcaldesa. Por el bien de Bogotá y de Colombia, necesitamos que sea lo segundo, necesitamos un baño de humildad para la alcaldesa, necesitamos que pierda su fobia a la responsabilidad y asuma con entereza el mandato que los bogotanos le encomendaron.

Comparte para que más personas paren bolas

Categorías: Pará-Bolas Blog

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *